Ir al contenido principal

ஐ La novia del velo II ஐ

Relato. Capítulo II -


En una de las mesas habían varios noticieros: "la asesina cubre su rostro", "la mujer oculta en los bosques", "una asesina por juzgar". Sin embargo, él poseía en sus manos un periódico que apreciaba constantemenre, un título grande defínia la noticia: "la novia del velo...". Sólo le importaba esa denominación... "la novia del velo..." susurraba.


Entonces, unos desolados recuerdos...


"Año 1990. Se anuncia en una de las interminables noches un asesinto, una mujer había matado cruelmente a su comprometido. Todos mis compañeros se animaron a juzgar a esa asesina. Sin embargo, era el único que debía permanecer en silencio, pues, apenas estaba en prácticas como abogado. No pensaban que soy apto para tales circunstancias, menos para condenar a una mujer que había acabado con su novio. Permanezco en sosiego mientras ellos planean las mejores alternativas. Sin embargo, no estaba dispuesto a omitir el caso. 


Disimulo perfectamente mis pensamientos, y, así, me presento sin ningún permiso en la prisión de la ciudad. Logro sin muchos problemas llegar al encierre de la mujer. Necesitaba conocerla para iniciar mi primer caso.




Prudentemente, me adentro en la celda. Entonces, la observo... siento, en ese instante, una fragancia de rosas que me animan a acercarme a la mujer. Unos pétalos negros débiles la rodeaban, mientras, ella esta oculta hacia la sombría pared... negando, así, sus lágrimas que derroban su esencia. Me entristece contemplarla, sin embargo, me han mencionado que no tenemos que sentir nada para un mejor rendimiento. Pero, creo que es la barrera que impide percibir las verdaderas sustancias. Por ello, me acerco, sigilosamente, hacia su rostro. En ese segundo, noto que apenas es una niña, mis ojos empezan a brillar por las diminutas gotas, y ella, por fin, desvela su mirada. Puedo contemplar sus rastros que muestran su pesadumbre, su corazón esta llorando, mientras ella persiste en silencio, escuchandolo. Como un encantamiento, logro percibir secretos ocultos, entonces decido que debía, necesariamente, descubrirlos.


En silencio seguimos. sin entender mis actos, tiernamente, cojo su cálida mano entre las mias... y, susurro despacio: "No estás sola." La joven no reacciona, continua el doloroso disimulo.


Por fin, me alejo suavemente de la joven. Sin embargo, me detenien los pétalos que se deslizan por mi cuerpo, nuevamente, la misma aroma. Logro distinguir que me acarician las manos... y... me giro. de nuevo, hacia ella, una última vez... Sólo suspira ahogandose en su llanto... mientras aquellos pétalos vuelven hacia la joven, quizás, para abrazar a esa alma apenada... ."


"Lo último que ví es como se apagó el encanto de aquella mágia... se oscureció, definitivamente. " - Pensó, en voz alta el joven.


Seguirá.


Me he atrevido a escribir un otro relato, sin embargo, un estilo un poco diferente. Contendrá pocos y cortos  capítulos en los cuales profundizo sobre los secretos de la novia del velo. Lo más importante, espero que agrade al lector.  



¿No has leído el primer capítulo?
Click aquí: Capítulo I - La novia del velo.




Comentarios