Ir al contenido principal

◄Reflejando #2: sobre el amor y otras estupideces ►


Recuerdo que esta sección se asemeja de alguna manera a un diario personal, y que apenas unos días estrené. Así que espero que sea del agrado de mis seguidores, y podéis comentarme todo aquello que vuestra mente y corazón os pida. ¡Gracias amores! 

Relacionado con la entrada, ¿el cierto 'amor' que quieres en tu vida existe, y tan solo tienes que esperar, o te tienes que conformar con lo que llegue? Me explico a continuación...

_______________________________________________



[ Voy a empezar la entrada de la siguiente manera: ¿Por qué no aceptan la vida que quiero tener? ¿Soy un bicho raro por no tener la misma vida que los demás? Un aspecto que envuelve todo ello es... así es, es el amor. Analicemos esta situación. 

A ver, no soy un tipo de alíen que no ama, o no sabe amar, o una chica sin corazón. Es que no puedo amar a ciertas personas. Me enamoré de muchas personas (así es yo también me enamoro) pero siempre me las imaginé de alguna manera, que ni se acercaba a la realidad. Mis ojos son estúpidos, se enamoran a primera vista de una persona 'bellísima', y el corazón sigue a esos ojos ciegos. Luego, por desgracia, se da cuenta que el amor que siente es solo por el envoltorio tan bonito. Pero, ¿y el contenido? No puedo estar junto a una persona tan... ¡humana! Es terriblemente decepcionante. 

Voy a concretar lo que es para mí ser humano. Ser humano es: iniciar una conversación como "ola wapa k tal" (faltas de ortografía); "dame tu número" (obligación, ¡a mí nadie me obliga a nada!, se echa de menos un 'por favor', 'me encantaría'); darle una importancia excesiva al aspecto físico (¡NOoooo, eso ya no! Por favor, no... musculitos y cremitas OMG, NO.); hablar día y noche sobre fútbol, de forma que las conversaciones sean muy limitadas, y siempre se llegue a un mismo tema (encima me cambiarían por una pelota firmada por algún futbolista); salir cada noche a discotecas o sitios parecidos (prefiero quedarme en casa, odio esos sitios, ¡con toda mi alma! ¡lo paso fatal!)... En fin, cosas que los humanos hacen normalmente. YO NO. Mierda, no soy humana. 

No puedo convivir con una persona así, y creo que nadie, o muy poca gente podría convivir conmigo. A ver, ¿quien podría quedarse conmigo un domingo por la tarde en casita compartiendo un mismo libro, escuchando música e ir divagando sobre la vida misma? NADIE. Soy una persona anticuada, que no encuentra lugar en este mundo, y no puedo aceptar que una persona del nuevo mundo se acerque a mí. Lo siento. Prefiero disfrutar de mi soledad, que tener a alguien en mi vida que me haga sentir más sola de lo que antes estaba.

Claro, eso nadie lo comprende. PD. Moriré sola. Lo tengo asumido. ]



Comentarios

  1. ¡Hola Diana! la verdad es que es una entrada muy sincera e impactante, supongo que basada en experiencias propias.. lo que está claro es que cada uno debe buscar su camino y ser siempre lo que siente y lo que piensa, aunque los demás no lo entiendan... Pero nunca se sabe, hay muchísimas personas en el mundo y seguro que siempre existen espíritus afines con el nuestro :)
    ¡Un beso y cuídate!

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué bonito! Es como si fueras dejando retazos de un diario. (¿Cómo si se hubieran escapado páginas de tu libreta estilo Oliver Tate?)
    Me parece muy genial que seas capaz de ser tan sincera contigo misma. Respecto a lo de "no ser humana", creo que lo que dices lo hace -en mi estimación de estadístico amateur- un setenta por ciento de la población, es decir, ¡hay muchos no humanos por ahí!
    Pero no se debe ter prisa, las prisas son malas consejeras, y la soledad es algo que si se sabe aprovechar, resulta muy agradable.
    Ejem, Murakami siempre ha sido una persona solitaria, y dice que por eso puede escribir.
    ¿No pensarías que iba a acabar el comentario sin poner una referencia a Murakami, verdad?
    ¡Un besito <3!

    ResponderEliminar
  3. Pues yo también soy NO humana, porque en todo lo que has dicho soy igual que tú xD Odio las discotecas, no bebo, no fumo, no me gustan los lugares con mucha gente... En fin, soy muy mía, lo cual no implica que sea tímida ni introvertida, todo lo contrario, soy un libro abierto y a veces tengo más cara que espalda, y me ha costado lo mío aceptar que la mayoría de personas no aceptarán nunca que mi modo de vida sea bueno y que con él sea feliz. Es lo que hay, que le pelen los demás, tú ve a lo tuyo y disfruta de lo que quieras disfrutar, cuando quieras y como quieras :-)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario