.

.

◄Reseña: Fahrenheit 451 ►


4381
Fahrenheit 451: la temperatura a la que el papel se enciende y arde. Guy Montag es un bombero y el trabajo de un bombero es quemar libros, que están prohibidos porque son causa de discordia y sufrimiento. El Sabueso Mecánico del Departamento de Incendios, armado con una letal inyección hipodérmica, escoltado por helicópteros, está preparado para rastrear a los disidentes que aún conservan y leen libros. Como 1984, de George Orwell, como Un mundo feliz, de Aldous Huxley, Fahrenheit 451 describe una civilización occidental esclavizada por los medios, los tranquilizantes y el conformismo.



La visión de Bradbury es asombrosamente profética: pantallas de televisión que ocupan paredes y exhiben folletines interactivos; avenidas donde los coches corren a 150 kilómetros por hora persiguiendo a peatones; una población que no escucha otra cosa que una insípida corriente de música y noticias transmitidas por unos diminutos auriculares insertados en las orejas.





◄OPINIÓN PERSONAL ►

___________________________________________



<< Los bomberos incendian libros en una sociedad donde están prohibidos. >>

Cuando terminé de leer el libro, que no me duró mucho, fui directamente a Goodreads para escribir un pequeño comentario, siendo el siguiente: 

[ DIOS MÍO, ¿POR DÓNDE EMPEZAR? ¿EN QUÉ PUNTO PODER TERMINAR UNA RESEÑA? ¿En qué punto está mi mente ahora mismo? Estoy confundida. Leer Fahrenheit 451 no es como leer otros libros, ¡nunca pensé que leería un libro que me encantará tanto como para odiarlo! ¿Me explico? No, no lo creo. Aún así, mas que nunca... gritaré durante toda mi corta existencia: LEE UN PUTO LIBRO, PORQUE NO SABES LO QUE TE PIERDES. Ah, por otra parte, la lectura me ha confesado, de alguna manera, que la vida tiene su sentido. Ahora mismo quiero salir ahí fuera, mirar como brillan las estrellas, y pensar que, en algún momento, yo seré una. Y si es posible... ¡que llueva! QUIERO PROBAR LA LLUVIA. 

De momento me iré a dormir, si es que puedo. ]

No, no había podido dormir. Efectos secundarios después de leer toda la noche el libro.


Gracias a Ellie decidí leer el libro. ¡¿Cómo no darle las gracias?! Esa chica lee unos libroooooos que son amor. En fin, a lo que iba... SE TRATA DE UN LIBRO QUE SE CONVIRTIÓ EN UNO DE MIS FAVORITOS. *O* En serio, ¡debería ser imprescindible leerlo! Además, de la maravillosa historia que el autor nos presenta, además de toda esa perfección narrada... ¡¡lo cuenta de una forma tan bella!! Por ejemplo, mientras la vida del protagonista estaba en peligro, mientras todo lo que pasaba era tan horrible, el autor decide expresar mediante 'poesía' lo bonito que es el césped, o la noche, o lo que sea. Guau, ¡me enamoré de su forma de escribir! ¿Por qué escribes tan así...? ¿Por qué? ;____; 

Imagen dirigida a Ellie. 

En cuanto a la historia misma, podemos seguir la vida de un bombero casado cuyo trabajo es quemar libros. Un día se encuentra con una joven muy distinta, en cuya mente son enredadas ideas, ideas que nadie mas parece poseer. A partir de ese momento el protagonista evoluciona poco a poco, hasta que ocurre lo inevitable. Oh. ¡Cómo lo he vivido! ¡Cómo he sufrido! ¡Cómo me emocioné! Sí, eso debería aportar un libro. Emociones profundas.



Es una historia que debería ser leída, porque creo que el mensaje puede llegar a todo el mundo, incluso a esas personas que no saben apreciar los libros, que no saben por qué la gente lee o simplemente no entienden qué guardan los libros. A lo mejor, esa gente dejará de afirmar que leer es una pérdida de tiempo, que leer no es vivir, y todas esas cosas que alguna vez nos han dicho. A mí incluso me lo llegó a decir mi familia. Pero, ¿qué podría hacer si solamente leer me hace feliz? 

Podría comentar tantas y tantas cosas, podría tratarse de una reseña de varías páginas. Pero, nadie llegaría a leerlo. Todos lo sabemos. ;) Así que me guardaré todas esas ideas en mí mente, y si alguien quiere comentarlo detenidamente, tengo twitter y tal. *3* 

<< Hubo un pajarraco llamado Fénix, mucho antes de Cristo. Cada pocos siglos encendía una hoguera y se quemaba en ella. Debía de ser primo hermano del Hombre. Pero, cada vez que se quemaba, resurgía de las cenizas, conseguía renacer. Y parece que nosotros hacemos lo mismo, una y otra vez, pero tenemos algo que el Fénix no tenía. Sabemos la maldita estupidez que acabamos de cometer. Conocemos todas las tonterías que hemos cometido durante un millar de años, y en tanto que recordemos esto y lo conservemos donde podamos verlo, algún día dejaremos de levantar esas malditas piras funerarias y a arrojarnos sobre ellas. Cada generación habrá más gente que recuerde. >>


>> Valoración: 5/5


5 comentarios:

  1. Tengo muchísimas ganas de leerlo, lo tengo en casa y se que es un crimen no haberlo leído aun..así que del mes que viene no pasa!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hoola! Quiero leerlo y con tu reseña... OH, me has dado muchísimas ganas ^ ^
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hoy mismo había leído una reseña de éste libro. Y aunque me había llamado la atención después de leer tu reseña me muero de ganas de leerlo!!!!!
    Me lo anoto para ya mismo.Besos.

    ResponderEliminar
  4. Ay!! Me lo han regalado estas navidades y este año cae sí o sí!!! Qué ganas de leerlo por Dios, sobre todo después de leer tu comentario en Goodreads, porque se nota que realmente te descolocó. Me encanta. Lo quiero ya!!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    Tengo muchas ganas de leerlo, pero de momento sé que no lo haré. Tengo muchos libros pendientes, pero espero poder hacerme este año con él, y a ver que tal.
    Un beso

    ResponderEliminar