.

.

◄Reseña: H.P. Lovecraft. Contra El Mundo, Contra La Vida. ►

Entrada anterior: Entre páginas
Última reseña: Fahrenheit 451


Necesito hacer esto, escribir mucho sobre algo que me fascinó.

408681Autor de la Llamada de Cthulhu, Dagón y En las montañas de la locura, H.P. Lovecraft, maestro indiscutible del horror y de lo fantástico, sigue siendo objeto de una fascinación muy especial por parte de nuestros contemporáneos. Fue un hombre extraño, al igual que sus escritos. A pesar de haber nacido en una ciudad portuaria, sintió siempre auténtica fobia al mar. Profundamente apático, hostil a todos los valores dle mundo moderno y, a fin de cuentas, de un racismo visceral, sufrió durante toda su vida pesadillas recurrentes. Su intento de llevar una vida normal se saldó con un fracaso. Michel Houellebecq recorre un itinerario fuera de lo común, saludando en Lovecraft al autor de un mito fundador, y extrae de sus escritos un alegato en favor de una literatura vertiginosa, "yuxtaposición de lo minucioso y lo ilimitado, de lo puntual y lo infinito".



◄OPINIÓN PERSONAL ►

___________________________________________


El primer capítulo comienza con una cita de Jacques Bergier, "quizás haya que haber sufrido mucho para apreciar a Lovecraft...". Luego, las imágenes empiezan a desarrollarse. "La vida es dolorosa y decepcionante. Por lo tanto, es inútil escribir más novelas realistas."

"Ahora escuchemos a Howard Phillips Lovecraft: <<Estoy tan harto de la humanidad y del mundo que nada logra interesarme a no ser que incluya, por lo menos, dos crímenes por página, o que trate de horrores innominados procedentes de espacios exteriores>>."

Mientras estaba leyendo este ensayo tan breve sobre Lovecraft, autor que apenas conozco, las ideas burbujeaban continuamente en mi mente. Mientras explotaba una burbuja, ¡aparecía otra! Ahora están todas muy silenciosas, pues el ensayo fue leído y pueden descansar. ¡Pero... aún permanecen rastros de esas ideas que quiero contar! ¿Me dejan que las comparta? :(

Antes de nada, sería interesante aclarar que me encanta leer ensayos sobre la vida de los autores (¡porque soy muy curiosa!). Pero claro, siempre y cuando no se trate de una biografía densa y muy filosófica... de forma que no pueda entenderlo, o me pierda entre las palabras amontonadas. Sin embargo, el autor de este libro lo ha hecho de forma sencilla, y siguiendo el mismo estilo que el propio Lovecraft. Eso me enamoró, ya que llegaba un punto en el cual no sabía si estaba leyendo a Houellebecq o a Lovecraft. Además, en todo momento, mientras explicaba sus ideas iba dando ejemplos sacados de los textos de Lovecraft. Por tanto, se me ha hecho muy ameno. Encima, he logrado acercarme un poco más al autor.

◄ Pero, vamos pasito a pasito. 

[ Primera parte: Otro universo ] En esta primera parte encontré esas palabras que como lector acabas buscando, como por ejemplo: "cuando uno ama la vida, no lee". Robaré cruelmente esta frase. Es lo que siempre he pensado, pero como no soy una escritora muy buena, pues no sabía como redactarlas. Si amas la vida, no tienes por que buscar una vida alternativa, una realidad ficticia, algo diferente, pues ya tienes una que te satisface. Tristemente, no es mi caso, ni el caso de Lovecraft, ni el de muchos lectores. Si tienes la suerte de amar tu vida, y encima leer, ¡te odio! Es broma. :)


Creo que esta primera parte es mi favorita. Me parece que es donde más ha sacado a la luz la parte interna de Lovecraft, él como persona, él como escritor, él como... ¿ser humano? La edad adulta es un infierno, dice. A mí también me cuesta crecer, muchísimo. No me interesan los valores que rigen el mundo adulto, "principio de realidad, principio de placer, competitividad, desafío permanente, sexo y empleo." Por favor, no no no... . Te entiendo Lovecraft. Si a mí lo único que me gusta es jugar con mis mascotas, columpiarme, contemplar los pájaros, leer claramente, y cosas que los adultos no hacen. *Llora*. "Actualmente, el valor de un ser humano se mide por su eficacia económica y su potencial erótico, justamente las dos cosas que Lovecraft detestaba". Te entiendo, yo odio el dinero con toda mi alma, y lo otro... también. :)


Por otra parte, me he identificado muchísimo con Lovecraft, en el aspecto: "Por supuesto, le gustaría llegar a ser escritor. Pero no es lo que más le importa en el mundo.", o bien: "Estoy casi decidido a no escribir más cuentos, a soñar simplemente cuando me apetezca, sin detenerme a hacer algo tan vulgar como transcribir mi sueño para un público de cerdos.", y siguiendo con esto: "Nunca hay que considerar la escritura más que como un arte elegante, al que uno debe dedicarse sin regularidad y con discernimiento." ¿Me creería alguien si confieso que yo también opino lo mismo? La gente siempre piensa: publicar, publicar, publicar. Ser escritora, publicar, tener fama, y bla bla. Pues, yo soy rara también. En mi mente no viven esos deseos, más bien... ¿escribir? ¿Alguien ha leído algo mío, algo que yo he escrito? Pues creo que no. ¿Por qué? Porque no me agrada mucho que me lean. Entonces, ¿cómo quiero ser escritora? Para serlo necesito mi público. Pues a lo mejor acabaré como Lovecraft, limitaré mucho las cosas. Escribiré historias que no serán valoradas, y puede que la principal razón de ello, sea yo misma. Puede que yo sea mi propia barrera. Me siento intimidada si me leen. Pues cuando yo escribo confieso muchas cosas, y todo lo que tengo dentro acaba en el papel. Eso no puedo evitarlo. Y temo a que el público juegue con lo que yo aguardo, nunca hablaría como Lovecraft, "público de cerdos", pero la verdad... estamos en un mismo camino. Me imagino escribir sobre mi dolor, y que una persona me lo transforme a su manera. Uff, mi sensibilidad me romperá. Siempre lo he creído.


[ Segunda parte: Técnicas de ataque ] En esta segunda parte ya aparece una reflexión más profunda sobre su estilo literario, si es que lo tiene. Como en una ocasión menciona el autor del libro, puede que su estilo sea lamentable, puede... Pero si sus textos tienen éxito, eso significa que el estilo no es lo más importante. ¿Verdad? Existen otras cosas, como su imaginación.

Permanecen sus ideas, "No creo que el realismo sea bello en ningún caso". La realidad, algo tan... tan horrible. Puede que mi vida sea tranquila, una vida normal. Pero mi yo no se detiene en ese punto. Por ejemplo, estoy durmiendo en mi camita abrazando mi almohada. Entonces, de repente imagino a algún niño abandonado por sus padres, en algún lugar del mundo. Se me llenan los ojos de lágrimas. ¿Es acaso eso posible? Por favor, ¡si alguien lee esto, que me ayude de alguna forma! Necesito limitarme a vivir mi vida, y no imaginar otras realidades. La realidad me mata. "Transformar las percepciones ordinarias de la vida en fuente inagotable de pesadillas: ése es el audaz desafío de cualquier escritor de literatura fantástica."

[ Tercera parte: Holocausto ] En esta tercera parte, me encanta el capítulo "antibiografía", que empieza con la siguiente idea: "Howard Phillips Lovecraft es un ejemplo para todos los que quieren aprender a malograr su vida, y llegado el caso, a triunfar con su obra. Aunque esto último no está garantizado." ja-ja-ja, ¡pues yo me he reído mucho!

En esta parte aparece "su amor". Muy interesante, ¿verdad? El amor. El autor no redacta mucho sobre este tema (recordemos que se trata de un ensayo breve). Pero he podido atrapar una idea muy interesante. Puede que nunca encuentre el amor. xDDD Vale, vale no. Pero de alguna forma lo he pensado mucho, y siempre he acabado creyéndolo. ¿Quién podría entender a una persona como Lovecraft? ¿Quién podría entenderme a mí? A ver, no me comparo con él, yo ni llego a ser tan interesante, pero es casi el mismo caso. En cuanto a sentirse muy diferente, extraña. No encajar en ningún sitio. Y por ello no poder relacionarse con nadie. Yo, por lo menos, no puedo hacerlo. Huuum, todo lo que creo al respecto me lo guardaré, pues... os recuerdo, ¡no me gusta que me descubran! :)

___________________________________________


No son todas las cosas que necesitaría decir, ni mucho menos. Pero creo que ya lo he alargado demasiado. Lovecraft me ha hecho pensar. Mucho. Por eso esta reseña tan larga. Me he sentido muy identificada en varios aspectos que he ido mencionando. ¡Qué interesante es la parte interna del ser humano! ¡Cuantas cosas esconde! ¿Verdad?

Para terminar en algún punto, dejo escrito el último fragmento del libro: "Ofrecer una alternativa a la vida en todas sus facetas, constituir una oposición permanente, un recurso permanente a la vida: tal es la misión más elevada del poeta en esta tierra. Howard Phillips Lovecraft cumplió esta misión."

"Una vez muerto Lovecraft, nació su obra".
Como todo, las cosas nacen estando ya muertas. 

Es así.

Gracias a ti, @cathurya.



4 comentarios:

  1. Hace tiempo que no me paso por aquí y me arrepiento, me ha encantado tu reseña. Me ha hecho pensar y me ha dado más ganas de las que tenía de leer a Lovecreaft. Quien nosotras sabemos va a hacer que todo el mundo lo lea XD

    Gracias por la entrada y, bueno, no puedo contestar a algunas cuestiones que planteas porque ¿quién conoce realmente el mundo?

    ResponderEliminar
  2. Las cosas nacen estando ya muertas.

    ¿Cómo te explico lo mucho que acaba de taladrarme esa frase? ¿Sabes que con frases así, con sentimientos como el que me ha provocado, puedo perfectamente escribir una novela entera? ¡¡¿Por qué me haces esto?!! xD

    Ahora entiendo a Omaira, en serio, la entiendo.¿Un hombre creativo a raudales, con una manera oscura de concebir la vida y asqueado de la gente? ¿Hola? Dónde venden un hombre así que me lo compro. Vale, puede que Lovecraft fuera fuera un poco muy denso e intenso, pero no se puede negar que tenía una personalidad única. Al final me animaré a leer algo de él solo porque me cae bien :D

    ResponderEliminar
  3. ¡Pedazo reseña! Te la has currado pero bien eh :D

    Poco me queda por añadir, ya que coindimos en todo o casi todo lo que pensamos del libro. Aunque yo ya conocía bastante a Lovecraft y esto me ha servido para conocer a Houellebecq (además justo hoy cogí un libro suyo de la biblioteca porque me gustó mucho este ensayo y espero que una novela suya no me defraude xD)

    ResponderEliminar
  4. Se me olvidaba comentar que hasta las personas más extrañas pueden relacionarse con otras ;D Los "raros" nos atraemos, nos acabamos encontrando xD Yo no soy una persona muy sociable y me cuesta mucho abrirme a la gente pero hay muchas formas de relacionarse. Formas que resultan cómodas (y sí, también para encontrar a una persona especial :p)

    ResponderEliminar