.

.

◄Reseña: Ardiente secreto de Stefan Zweig ►

Última reseña: H.P.Lovecraft, Contra el mundo, contra la vida


Cuando escribo reseñas, pocas veces, lo hago para mí misma. Créanme. No existe ninguna otra intención oculta. Simplemente las escribo como recuerdos, para volver a sentir lo que una vez he vivido. Hoy en día sigo leyendo mi última reseña, relacionada con Lovecraft. Aún lo sigo haciendo...

[ ¿Recuerdan a mi gran amor? ¿A Zweig? Pues sí, 
vuelvo con otro relato suyo (unas 120 páginas) ]

4422157
«Se encontraba en esa edad decisiva en la que una mujer empieza a lamentar el hecho de haberse mantenido fiel a un marido al que al fin y al cabo nunca ha querido, y en la que el purpúreo crepúsculo de su belleza le concede una última y apremiante elección entre lo maternal y lo femenino. La vida, a la que hace tiempo parece que se le han dado ya todas las respuestas, se convierte una vez más en pregunta, por última vez tiembla la mágica aguja del deseo, oscilando entre la esperanza de una experiencia erótica y la resignación definitiva. Una mujer tiene entonces que decidir entre vivir su propio destino o el de sus hijos, entre comportarse como una mujer o como una madre. Y el barón, perspicaz en esas cuestiones, creyó notar en ella aquella peligrosa vacilación entre la pasión de vivir y el sacrificio.»




◄OPINIÓN PERSONAL ►

___________________________________________


Esta reseña la tenía que escribir ayer, justo cuando había terminado el libro, pues mis sentimientos hablarían sin mucha dificultad. Aún así intentaré expresarme. 

¿De qué trata el libro? Bueno, a simple vista, es fácil adivinar el trama. Un hombre aburrido decide buscar algo que lo divierta y llene así sus días. Hombres. Por casualidad aparece en su camino una mujer muy hermosa, aunque casada. Claro, ¿desde cuándo esto es un problema para ellos? ¡Por-favor! Eso mismo le resulta perfecto, magnífico, un reto... insuperable. Sin embargo, la mujer tiene un hijo. Por tanto, el hombre decide ganarse al hijo para luego poder acercarse a su amada madre. Como decía, ¡hombres! 


Pues bien, hasta aquí parece una historia como muchas que leemos. Estas historias resultan apasionantes, ¿verdad? Pero, ¿y si esa historia es vista desde el punto de vista del hijo? ¿Se imaginan al hijo de Anna Karénina contando como seducen a su madre? Yo daría lo que fuera por leer esa historia. ¿Dónde firmo?

¿Qué siente un niño al ver que su madre se relaciona con otro hombre aún estando ella casada? ¿Se daría cuenta de lo que realmente sucede? Pues bien, Edgar, el hijo, decide averiguar qué es lo que su madre oculta. ¿Cuál es el motivo de que su risa sea más aguda, sus ojos más brillantes, sus mejillas constantemente sonrojadas? ¿Y ese cambio de humor? ¿Y sus desapariciones nocturnas? ¿Cuál es ese "ardiente secreto" que ella oculta?

Amé este libro, como todos los que escribió este hombre. Primero, como siempre menciono, ¡escribe como los ángeles! Esa pluma tiene que provenir de alguna parte, de algún lugar extraordinario. Tiene que ser algo de eso, ¡¿cómo puede describir de esta forma los sentimientos humanos?! Su prosa, sus descripciones... en fin, este aspecto nunca cambia, es algo constante, algo que forma parte de Zweig. Segundo, concretando un poco, vamos a ver... DIOS DIOS DIOS. XD Esta historia es tan pura, tan inocente, tan todo. Me encanta como el niño vive la aventura de su madre, ES FASCINANTE. Edgar evoluciona mucho durante la historia, se trata de un personaje tan bien logrado. Luego, el final, ¡el final me ha hecho llorar! Y no digo nada sobre ello. Léelo!!!!!! No es una orden, pero "ardiente secretoresulta muy excitante, conmovedor, sobrecogedor, emocionante. *guiño*


[ Me gustas mucho Zweig, me gusta como escribes. Cuando leo en voz alta tus palabras, ¡lo vivo todo muy intensamente! No soy buena actriz, pero tus historias las puedo interpretar sin grandes problemas. ¿No te das cuenta el poder que tienes sobre mí? Jolin. ]


6 comentarios:

  1. Hola^^ no conocía esta novela, pero se nota que te ha gustado. Yo de momento lo dejo pasar.
    Besos:)

    ResponderEliminar
  2. pinta interesante, me imagino la historia desde el punto de vista del niño estará llena de inocencia.

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja te estoy arrastrando al lado oscuro de los gifs xD
    Bueno, a mí la historia no me llama la atención, pero pasarme por aquí y leerte siempre es un placer. Vamos, que lo mismo me hablas de hombres que conquistan a un hijo para ligarse a su madre que me hablas de la migración de las focas del polo norte que yo te leeré igual porque a todo le pones tanta pasión y sentimiento que... en fin. Que eres mu' bonica.
    Por cierto, ¿todos los libros que lees te gustan tantísimo? Creo que no he leído nunca una reseña tuya donde digas, con tus palabras, que tal o cual libro te ha parecido un truño xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aiiis Laura, jajajajajajajaja!!
      No, no, no me gustan todos. En general no reseño mucho, y sólo lo hago cuando AMO, o casi AMO, un libro. Me gusta "fangirlear" mucho, y describir intensamente mis emociones. No me siento obligada a reseñar libros que no me gustan.^^
      Muchas gracias, soy tan fan de tus comentarios que podría llegar a copiarlos en papelitos y pegarlos en la pared de mi habitación. :D

      Eliminar
  4. Ok, ya he leído Erika Ewald. Mi próxima lectura Novela de Ajedrez. Ambas por culpa de este maravilloso blog, osea culpa TUYA. Ahora, con esta reseña acabas de fijar mi próxima lectura de Zweig... ¡estarás contenta!

    ¿El final te ha hecho llorar? ¡Dios! Quiero ir ahora mismo a la librería, ir al final de la estantería de Autores estranjeros ordenada por apellido del autor, rebuscar entre los cortos libros de color negro que suelen estar a nivel de suelo, ir a caja y hacer un *shut up and take my money*. No sé del secreto, pero sin duda todos los libros de este hombre son ardientes.

    Gracias por la reseña!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Yo por que Ana Karenia este contado desde el punto de vista del hijo, MATABA en serio XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD pero bueno, no se lo cuentes a nadie? vale? jejeje
    Pues es la mar interesante lo que dices del hijo, que curioso curiosisimo, me llama bastante por esto sobre todo la verdad.

    un beso

    ResponderEliminar