.

.

¦ Reseña ¦ Azul casi transparente


« Azul casi transparente »
Ryu Murakami (goodreads)

En algún momento decidí leer un libro llamado Azul casi transparente. Confieso que lo elegí por el título, ya que me agradó y me inspiró cierta confianza. ¿Quién imaginaba que contendría algo muy diferente? Nada atractivo, y poético. 

El libro contiene una serie de elementos, y son: drogas, sexo, y violencia, entre otras cosas desagradables. Jamás imaginaba que trataría sobre eso, ¡me han engañado! Realmente, yo soy la única culpable porque me dejé llevar por un título, y ni leí la sinopsis del libro. Imperdonable. Volviendo al trama, el autor nos cuenta la historia de unos adolescentes muy perdidos en la vida. Viven en un lugar asqueroso, se drogan cada día, y se "aman" todos entre ellos.

14294No me gustó, sinceramente. Y por eso mismo, desde un cierto punto, he leído el libro por encima, dejando atrás los momentos más "asquerosos". Pues el estilo del autor es muy... explícito, obligándome a leer sus palabras con ganas continuas de vomitar (y perdón por la palabra). "En ese momento una baba de vómito me cayó por una esquina de la boca y se me fue la vista", a mí sí se me fue la vida leyendo esta historia. No es un libro que lo puedan leer las personas más sensibles como yo, y ya me conocéis, tiendo a buscar un estilo mucho más dulce y poético, siendo eso lo que más me define. 


Pero, a pesar de todo, confieso que se trata de un buen escritor, siempre y cuando puedas aguantar sus duras palabras, y su historia despiadada. A mí me gustaron las últimas cinco páginas, ya que es donde se vio, de alguna manera, el mensaje que se ocultó detrás de toda esa oscuridad humana (llamándolo de alguna forma). 

"Mira, no sois perros como para ir enseñando el culo a todo el mundo. Quizás no lo sepáis, pero hay cosas que no se deben hacer." Sí, hay cosas que no se deben hacer. Pero me pregunto hasta que punto lo podemos controlar. Si llegamos hacia donde llegamos, si nos convertimos en lo que nos convertimos, tiene que haber algo que nos empuje hacia ese punto definitivo. Imagino. Pues poco sé sobre la vida. "¿Quién eres tú? ¿De qué estás hecho?" 

He reconocido, a pesar del dolor que me provocó su estilo narrativo, el sentido de su historia. Pero no lo volvería a leer, y tampoco lo recomiendo a nadie. Si te gustan las historias realistas, duras, y puedes aguantar explícitas descripciones, seguramente consideres que se trata de un buen libro. Depende de cada lector.

Ah, y he aprendido algo muy importante, ¡que las drogas son muy malas! No las toméis, niños. 

"Pensé que me había tragado un enorme monstruo, y yo estaba dando vueltas y más vueltas en su vientre, como el héroe de un cuento para niños."



No hay comentarios:

Publicar un comentario