.

.

¦ Reseña ¦ El segundo sexo


« El segundo sexo »
Simone de Beauvoir (goodreads)

«No se nace mujer: se llega a serlo»

«El segundo sexo» es un ensayo sobre las mujeres escrito en 1949 por una filósofa francesa. Primero, comentaré mis impresionas y, a continuación, describiré algunos temas que más me han llamado la atención.

¡Empezamos! <3 Simone de Beauvoir ha escrito algo imborrable e inolvidable. Es importante decir que no se trata de un ensayo cuyo fin es la «aniquilación» de los hombres. Tengo la vaga impresión de que muchos temen el feminismo, cuando no debería poseerse tales sentimientos. El feminismo no es algo maligno; no es una religión que fundamenta el odio hacia ellos. La autora nos cuenta unas verdades objetivas; no describe su punto de vista de forma directa. Es un ensayo basado en hechos. A partir de esos fundamentos, se analiza la situación y se forman, así, unas ideas.

A nivel más personal, me ha marcado de una forma muy profunda. He leído cosas que jamás me fueron comentadas. Y, desde este punto de vista, podría afirmar que la autora me educó. Me mostró unas ideas, y, a través de estas, logré despertar. Me sentí más real y viva. Reconocí sentimientos que estaban viviendo en mí, pero que, de alguna manera, los he retenido con fuerza. Nadie consiguió lo que ella hizo con mi mundo interior. Con todo esto, pretendo decir que Simone de Beauvoir permitió descubrirme. «¡Qué desgracia ser mujer! Y sin embargo, la peor desgracia de ser mujer es en el fondo no comprender que es una desgracia».

«El segundo sexo» es un libro importante. ¡Muy importante! Y considero que deberían leerlo todas y todos, porque, nuevamente insisto, no intenta suprimir el valor del hombre para que la mujer adquiera un valor superior. Se trata de igualdad, simplemente. No teman. Lean y opinen. ¡Es impresionante!

Ahora bien, en cuanto al contenido del libro, está dividido en dos grandes bloques; el primero trata sobre mitos y el segundo sobre la experiencia vivida. Todo (desde la primera hasta la última página) resulta muy interesante y enriquecedor. Pero me encantaría destacar algunas cositas de forma aleatoria, a medida que las imágenes llegan a mi mente. Si os interesa alguno de los temas que comentaré a continuación, pueden dejar su punto de vista en los comentarios. ¡Me encantaría leeros! :)
  • Nos damos cuenta de que los hombres nos describen con adjetivos sacados de la Naturaleza misma. Probablemente se debida a que les encanta dominarla —tanto a la Naturaleza como a la mujer—. ¿O por qué debemos resplandecer como los rayos de sol que se entremezclan con las ramas de los árboles de un bosque tropical? «Todo lo que poseemos nos posee a su vez».
  • En cuanto la mujer consigue salir del círculo invisible creado por la Sociedad, el hombre acaba declarando que la posee el Demonio. Se convierte en una Bruja, en un ser extraño y detestable. «Desde el momento en que la mujer es libre, ya no tiene más destino que el que se crea libremente».
  • Algunos hombres, como el escritor francés Montherlant, se relacionaba con aquellas mujeres «feas y tontas» debido a la necesidad de sentirse superiores. Temen la igualdad. Algunos no tienen valor para despreciar a aquellos seres que forman parte de su misma condición, y, por ello, acude a los seres inferiores. «En lugar de entregarse a este mundo que no sabía fertilizar, se contentó con mirarse en él; y ordenó su vida en función del interés de este espejismo visible sólo para sus ojos».
  • El niño se cree superior desde los primeros años, pues así lo educan. Lo convencen de que se le exige más porque es superior. Su órgano sexual confirma esas falsas creencias. Por ejemplo, si el niño orina de pie, imagina que es superior a la niña, ya que ella debe sentarse para poder hacerlo.
  • Algunas niñas acaban sufriendo psicosis debido al miedo de convertirse en mujeres. Evitan comer para no crecer y engordar, por ejemplo. Se dio algún caso extremo, como el de una niña que acabó encerrada en un piso, alejada de todo el mundo (sólo un médico y una enfermera la visitaban) y vivía casi siempre en la oscuridad. Le era intolerable ser vista, o incluso estar visible.
  • Los tabúes de la menstruación y el sexo son otro gran tema. La menstruación implica un gran cambio en la vida de una mujer, pues, la obliga a crecer en contra de su voluntad. Se siente atrapada. «Su feminidad representa a sus ojos enfermedad, sufrimiento, muerte, y se aturde ante este destino». Además, la mujer se siente como un trozo de carne. Con el tiempo llegan a imaginar que todos los hombres pretenden atraparlas entre sus brazos para saborear esa carne que poseen.

Podría seguir. Pero son demasiadas cosas que necesitaría contar, y tengo la sensación de que jamás acabaría. En el segundo bloque del libro la mujer es analizada por cada etapa, desde la niñez hasta la madurez. ¡Y son infinitas las ideas! Por ello, si os interesa todo este mundo, y necesitáis comprender un poco mejor la situación de la mujer, ¡no duden en leerlo! En serio: deben hacerlo. Se aprende tanto... Y se vive todo de una manera distinta. Quizás desees gritar a medida que leas las palabras escritas, o, a lo mejor, necesites abrazar el libro. Y amarlo mucho, siendo mi caso.


Termino con una pregunta:

«¿En qué medida el hecho de ser mujeres ha afectado a nuestra vida?»

[ Citas de «El segundo sexo» (aquí) ]

2 comentarios:

  1. Hola :) Lo primero de todo, decirte que me encanta que te saque una sonrisa mis visitas a tu blog, para mi es un placer, por que es un espacio diferente a los que suelo visitar y siempre me voy con cositas nuevas bajo el brazo. No me veo leyendo este ensayo, pero me quedo con lo que nos cuentas. Existe una pseudo creencia sobre el feminismo y su radicalización contra el hombre, pero es irreal, creo que esa parte del feminismo es solo una rama radical del mismo termino que difiere con la verdadera mentalidad feminista. Yo como hombre no puedo contestar la pregunta final, pero la historia da grandes pistas de que ha afectado y afecta en gran parte por como esta construida la sociedad, la cual, permitéme que diga, repudio en gran medida. En fin, creo que es un tema para hablar largo y tendido si uno quiere, cada uno tendrá su visión y muchas serán compartidas y otras no tanto, un besin^^

    ResponderEliminar
  2. Hace unos días (anteayer, a fin de ser más exactos), buscaba literatura que pudiera educarme en lo que a feminismo se refiere. Curiosamente, di con este libro (y Feminismo para principiantes, de una autora cuyo nombre no recuerdo, mas sí su apellido: Valera). El segundo sexo me atrajo por cierto hecho, y es que había leído por Twitter que usted, Diana, estaba leyéndolo (ah, dispense la redundancia). Una vez leída su reseña, me ha quedado claro que he de leer este libro, indudablemente.
    Mi condición de mujer me desagrada, ¿sabe? Intuyo que pueda hallar, quién sabe, cierto bálsamo en las palabras de Beauvoir. Y es que, tal y como dice ella, ¡ser mujer es una desgracia!

    ResponderEliminar