Ir al contenido principal

¦ Reseña ¦ Bosque Mitago


« Bosque Mitago »
Robert Holdstock (goodreads)

Bosque Mitago me enamoró y me hizo muy feliz. Supongo que con esto bastaría, pues en esa primera frase se encuentra todo lo que puede llevar una reseña positiva. Anoche soñé que estaba leyendo un libro que me salvaría, ¿se trataba de este libro? No consigo recordarlo. Luego desperté y me di cuenta de que seguía sobre la misma cama, rodeada de las mismas paredes, y la decepción sentida fue enorme. Creía que me encontraría con algo distinto. Una falsa alarma, tal vez. Lo importante es que se trató de un sueño hermoso, casi indescriptible. Y podría ser el caso de Bosque Mitago.


No me he vuelto loco, ni soy insensible. Simplemente, estoy atrapado. Y, antes de irme otra vez, me gustaría que supieras por qué, cómo y adonde voy. Quizá incluso puedas ayudarme, ¿quién sabe? Lee el libro. Luego, hablaremos. 

Con esa introducción tan extraña pretendo decir que Bosque Mitago despertó en mi ciertas emociones que creía haber perdido. Me hizo recordar momentos irreales, aunque reales por una parte. Mi mente se adueñó de instantes del pasado y los cambió a medida que la magia del bosque se instaló en mí. 

Y entonces ella se formó en este bosque, y yo la encontré, y me enamoré. 

Sentí una intensa conexión con el protagonista, y sobre todo con "la hermosa nacida del terror". Cuando me encontraba sola, hace muchos años, entre los gigantescos árboles, mientras mis abuelos se alejaban hacia alguna parte, creía descubrirla —¡a ella!—. O a alguien parecido a ella; a una joven como la pequeña Gui; una princesa que debía estar viviendo en los bosques y que en algún momento me tomaría de la mano y me llevaría con ella hacia las profundidades de los bosques, donde nada ni nadie me encontraría. Mi mente también lograba crear formas y figuras, seres parecidos a los Mitagos —o, simplemente, mi mente imaginaba cosas, siendo lo más seguro—. De este modo, por una parte, esta especie de recuerdos invocados hicieron que amase esta historia. Existe algo muy íntimo entre yo y Bosque Mitago, sin duda alguna. 

Era «el bosque». Siempre había estado ahí. Era un hecho de la vida. 
Y la vida seguía a su alrededor.

Por otra parte, la narración es encantadora —en el caso de que se le pueda aplicar este adjetivo—. El autor consigue transmitirte los sentimientos de una forma muy clara. Cuando menos te los esperas, te encuentras amando ese lugar y a esos seres que habitan en tal espacio. Estoy enamorada de Gui, y yo se lo quitaría al protagonista. ¡Es broma! Más bien, ¡estoy enamorada de ese bosque! Yo también quería descubrir su poder y refugiarme en él; me apetecía convertirme en algo distinto. Quizás, en una sombra... Y no volver a salir jamás. Es cierto, lo he sentido.

Mi mundo es pequeño —dijo—. Puedo recorrerlo de punta a punta en pocos días. Subo a una colina, y veo un lugar que está fuera de mi alcance. Mi mundo es pequeño comparado con el tuyo. 

Esta historia está cargada de melancolía, y el bosque se adueña de tu mente y consigue atraparte. Entonces, notas algo y esperas. Sigues esperando porque te encuentras débil, y, en algún momento, te alimentas con el poder que surge de ese bosque. Ahora que te sientes más fuerte, avanzas. Crees que nada encontrarás cuando, de repente, das con su corazón. Sus latidos te penetran y acabas atándote a él. "No voy a volver", piensas. Pero vuelves, tristemente.

Por mi parte, sigo estando aquí. Esperando la llegada de otras historias. Y seguiré existiendo, porque me alimentan. Los libros me mantienen con vida. 


¿De qué están hechas las niñas? —le pregunté. 
Bellotas dulces, abejas aplastadas y el néctar de flores quemadas.


Comentarios

  1. Awww, me alegro mucho de que te haya gustado. La verdad es que es un libro muy diferente, y el bosque... ay. Ya sabes que adoro los bosques, era imposible que no me gustara uno como este, tan lleno de magia, criaturas, historias y leyendas =)

    ResponderEliminar
  2. Recientemente leí Bosque Mitago y debe decirse que es una de las lecturas más estimulantes y originales que se encuentra en la Fantasía. Un libro a la altura de clásicos como La historia interminable o Mago de Terramar, pues se alejan de los clichés del género. Un gustazo leer tu reseña, ¡saludos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario