Ir al contenido principal

¦ Reseña ¦ El gozo de escribir

« El gozo de escribir »
Natalie Goldberg (goodreads)

Natalie Goldberg es una escritora estadounidense de escritura creativa. En 1986 publicó Writing down the bones (en español «el gozo de escribir»). El libro está dividido en 64 capítulos —cortos— que tratan sobre el oficio de escribir. 

No he leído muchos libros sobre la escritura, sinceramente. Leí uno de Virginia Woolf, y algún otro que apenas recuerdo. No obstante, este libro, para mí gusto, es insuperable. Esto, en gran medida, se debe a que me he sentido muy identificada con la autora. Nos parecemos mucho, y, por ello, le tengo mucho cariño. El libro contiene unos textos muy realistas, pero, también, positivos. Te animan mucho. En el caso de que seas un «artista pesimista y depresivo», ella lograría aliviarte. A mí, personalmente, me ha aportado mucho. Me siento profundamente agradecida, y recomendaré este libro siempre que tenga la ocasión.

Debemos pensar las cosas tal como vienen, escribir aquello que se ha pensado y encontrar el significado que hay en ello. Debemos tener fe en lo que amamos —la escritura—, pues nos llevará a cualquier sitio al que deseemos ir. Si nos comprometemos lo suficiente con aquello que amamos, ese amor nos guiará. Y tampoco debemos olvidar que escribir es un trabajo duro. Pero existen unas reglas que nos facilitarían las cosas. Según la autora, esas reglas son las siguientes: Mantened la mano en movimiento. No os paréis para leer la frase que acabáis de escribir. / No borréis. Esto significaría confundir la creación con la revisión. / No os preocupéis por la ortografía, la puntuación y la gramática. / Perder el control. No penséis. No os dejéis engatusar por la lógica. No intentéis controlar lo que escribís. 

Sólo comenté algunos de los «deberes» que la autora menciona en sus pequeños textos. E imagino que esas pequeñas líneas ya os enamoraría. Porque enamora, en serio. «Fundamentalmente, si queremos aprender a escribir bien, hay que hacer tres cosas: Leer bastante, escuchar bien e intensamente, y escribir mucho. Y no pensar demasiado». Leer, escribir, leer, escribir... Parece sencillo, pero no lo es. Son demasiadas las inquietudes sentidas, y, como si la autora pudiese comprender mis penas, las analiza y les da un sentido. Ese sentido encontrado te fortalece —a lo mejor ya lo habías encontrado, pero siempre viene bien que alguien te susurre aquellas palabras que necesitas escuchar—.

Podemos encontrar en «el gozo de escribir» todo aquello que nos dificulta la tarea de escribir. La autora te lo muestra y te lo intenta solucionar. Aprendí muchísimo, y, ahora, emocionalmente, me siento más fuerte. Quizás recaiga nuevamente, pero siempre me quedará su libro. Podré volver a leer sus palabras, en el caso de que el corazón me vuelva a doler.

No soy escritora. Apenas he escrito algún que otro texto insignificante y una historia absurda. Pero creo que no lograría ser otra cosa. Si no me convierto en una persona que escribe historias, ¿qué otra cosa podría ser? Me perdería en mi propia existencia. Vale. Diana, repite las palabras de Natalie: Escribe y basta. Di que sí, quédate viva, despierta. Escribe y basta. Escribe, escribe.

«El reto es éste: hacer que el escribir nos enseñe
a vivir, y la vida nos enseñe a escribir».

Comentarios

  1. Execelente reseña, bonita. La verdad es que me atrajo el título, pero hasta me ha atraído ese final que le has dado.

    Good job.

    ResponderEliminar
  2. Hola :) Que interesante, sobre todo el mensaje que transmite sobre escribir. Yo no sé como escribes salvo por lo que leo por tus entradas, pero si se parece, será un placer leerlo, asi que escribe y basta como dices al final. Un besin^^

    ResponderEliminar

Publicar un comentario