Ir al contenido principal

¦ El oficio de leer ¦ ¿Cómo aumentar el ritmo de lectura?


Tengo un problema, y me di cuenta de ello hace unos días —creo—. Tal día desperté y me vi sepultada bajo una montaña de libros. ¡Qué tormento! ¡Qué horror! Después de liberarme de ellos, planteé, de forma inconsciente, la gran pregunta: «¿Cómo leer todos los libros escritos?». Silencio. Escondí mi rostro bajo la almohada para ahogar mi sufrimiento

En esta entrada pretendo comentar mis métodos de lectura, con la esperanza de que, a medida que vaya escribiendo, se me ocurran más cosas que podrían salvarme —pues los lectores necesitamos ser salvados—. A continuación analizaré un día de mi vida y comentaré algunas ideas al azar.

En cuanto me despierto, lo primero que hago es buscar el móvil y los auriculares. Escribo algunas palabras en YouTube, aunque siempre se repite la misma palabra: «audiolibro». Algunas personas consideran que «escuchar un libro» no es lo mismo que «leer un libro». No obstante, a mí no me importa en absoluto, pues obtengo la misma información, sólo que me llega de distinta manera. En un caso, utilizo la fuerza de mis oídos y en otro caso ejerzo mis ojos. Volviendo al tema principal, los audiolibros —desde hace unos días— me acompañan cada mañana. Escucho durante media hora alguna historia, mientras hago otras cosas, como lavarme la cara, limpiar la cocina, preparar el desayuno... Luego, abandono el móvil para desayunar y tomar mi café —soy adicta al café—. 

Más tarde, me dedico a otras tareas —y paso la mañana haciéndolas—. En algún momento, mi perro se acerca y me mira fijamente. Entonces, saco del armario un abrigo —el de los bolsillos grandes—, y meto dentro del bolsillo (o bolso, en el caso de que lo tenga) un libro. Sí, mientras paseo a mi perro, leo. Mi perro tiene la manía de analizar con sumo detalle cada fragancia que encuentre, y esos minutos de detención me aportan una gran satisfacción —¡puedo leer sin ningún problema!—. Además, el aire fresco me relaja muchísimo. Los problemas que pueden haber es que una farola se interponga en tu camino, o que te miren y cuchicheen a tus espaldas. 

Vuelvo a casa y sigo con mis cosas. A la hora de la comida, sigo el mismo proceso que al principio —móvil, auriculares, audiolibro—. Ordeno, escucho, preparo, friego, escucho (etc). Cabe mencionar que por la tarde suelo llevar a cabo mi gran plan: 2x1. Básicamente, consiste en hacer dos cosas distintas al mismo tiempo. Por ejemplo, me gusta estirar mis empeines mientras leo algo —o mis brazos, o todo mi cuerpo—. También, puedo hacer dos sentadillas, y luego echar una ojeada a la página. Mientras me seco el pelo —después de la ducha o el baño—, leo. El aire caliente del secador me tranquiliza. En fin, pueden encontrarse muchas posibilidades y distintas opciones. 

Por otra parte, tengo un cuaderno para mis lecturas. Me gusta apuntar los títulos y el número de páginas que debo leer al día —aunque a veces acaba siendo sólo un número ficticio—. Esto me motiva muchísimo. No podría vivir sin una agenda y mis distintos cuadernos. Necesito tener la vida organizada.

De los siete días de la semana, elijo un día, el que mejor me parezca, y gasto algunas horas en lecturas. Además, nunca salgo de casa sin un libro. ¡Esta es una regla fundamental! Podría comentar alguna cosa más... Ah, cabría mencionar que no veo la televisión, no sigo series y no suelo mirar películas. Este tiempo lo gasto en libros, aunque esto significaría perderse otras grandes cosas, así que no lo recomiendo. Se trata de elegir lo que más relevante os resulte. Y yo decidí quedarme con la literatura, porque, a lo mejor, se convirtió en mi mayor obsesión.

Resumiendo, se trata de aprovechar cualquier momento, y, creo, que no existe ningún truco maravilloso que nos solucione la vida. Ahora bien, ¿tú también buscas la forma de leer mucho en el menor tiempo posible? ¿Te importa? En caso afirmativo, ¿encontraste la forma? ¡Gracias por leerme! Y espero que esta entrada no os haya molestado de alguna forma. Sólo pretendía compartir algo con alguien.

Comentarios

  1. ME ENCANTAS. Oh, bueno, pues yo soy algo así como improvisación continua una tras otra porque hay días que salgo de casa sin libro (lo paso fatal) pero luego empiezo a divagar, soñar, y se me pasa. Voy a casa de mi abuela y veo una película antigua con el movil. No tengo un ritmo de lecturas estable, el año pasado sí, pero este año pues depende, va por ciclos. El año pasado creía que mi existencia dependía del libro que estaba leyendo en aquel instante, casi todo era obra de Lovecraft. Asi que mi existencia estaba a buen recaudo (?)
    Besitos cuqui.

    ResponderEliminar
  2. Hola :) Que entrada más simpática. Soy un fan de la organización diaria y de exprimir al maximo el tiempo disponible, solo tenemos una vida y por que no aprovecharla en lo que queremos, si quieres, puedes. Obviamente siempre tengo que contar con mis horas de trabajo, pero el resto siempre lo divido. Aprovecha desayunos, comida, merienda y cena para ir viendo un capítulo de serie o película si es un día que no trabajo, al disponer de 4-5 horas más. Las tardes después de comer si no trabajo son para leer hasta las 5:30-6, al igual que las noches desde las 10 hasta que me entre el sueño. Por las mañanas, igualmente si no trabajo, la idea es levantarse a las 8, salir a entrenar si toca el día (tres días a la semana), un poco de trabajo blogueril y hacia las 11 dar un paseo con algún podcast o audiolibro, que es una buena forma de meterse en la cabeza cosas que nos interesan. Yo suelo ir organizándome semanalmente en mi agenda que toca cada día, también lo veo una motivación como tu. Me gustaría leer haciendo sentadillas, aunque no me veo la verdad XDD Un besin^^

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Me ha gustado mucho esta entrada. ¿De verdad lees mientras paseas al perro?ja,ja, yo soy incapaz. Aunque si que leo mientras cocino o doy la cena a mi peque. ;)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Hasta hace poco no contemplaba la idea de los audiolibros, pero sobre principios de año me dio por probar y la verdad es que también me gustó; al final, creo, la elección de un soporte u otro es lo de menos. Para leer fuera de casa encuentro mucho más práctico el lector electrónico (o audiolibro, claro) por la comodidad y, sobre todo, por no tener que arriesgarse a que se doble o se dañe.

    A mí leer más o menos me da relativamente igual, pero cuando un libro me engancha quiero leerlo, siempre que sea posible, a todas horas hasta terminarlo, así que lo de los audiolibros está genial porque puedes "leer" mientras haces otras cosas y no te quedas a medias pensando ¿y qué pasará ahora? Porque al final acabas por hacer mal lo que tengas que hacer para hacerlo rápido y continuar leyendo. xD

    Un saludín.

    ResponderEliminar
  5. Envidio esa capacidad de organización que tenéis todos porque desde luego yo la mía no la encuentro xD Lo de los audiolibros me parece una buena idea, de hecho mi madre tiene problemas en la vista y ella los usa bastante, así que de vez en cuando yo también he probado y son muy útiles para esos momentos donde estás ahí enganchada pero te es imposible pillar el libro jajaja

    ResponderEliminar
  6. Pufff, te admiro por lo de los audiolibros. Lo mío no es postureo, sencillamente me aburren los audiolibros, los ebooks, etc. En seguida los dejo y cojo un libro de los de siempre.

    Yo leo, pobre de mí, cuando puedo, a veces es mucho, a veces muy poco...
    Besos,

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que yo también soy de esas que tienen un libro en todo momento, y me lo llevo a cualquier parte. A la consulta del médico, a la parada del autobús, al baño... Incluso cuando hago el trayecto del bus/metro a casa voy leyendo xD Pero en cuanto a los audiolibros, la verdad s que a mí no me gustan nada, lo he intentado pero desde luego no es lo mío. Es una entrada interesante ^^

    ResponderEliminar
  8. Hola guapa, me ha encantado tu entrada :D La verdad que lo de aprovechar cada mínimo momento es fundamental, yo suelo perder bastante el tiempo y cuando realmente me cunde es por la noche. Me ha encantado leer un día de tu rutina, eres muy cuqui.
    Saludos <3

    ResponderEliminar

Publicar un comentario