.

.

¦ Evocación ¦ No es de los nuestros



[ No es de los nuestros, no es de nuestra sangre, no es de nuestra raza, no es de nuestra tierra, no es de esta estación, no es de ninguna estación en la que haya vivido nuestra tribu. Sus palabras no son nuestras palabras. Su metal viene de un lugar profundo de la tierra, de un lugar más profundo que aquel donde habitan los fantasmas. Sus animales son bestias de lugares oscuros. Sus palabras tienen el sonido de un hombre agonizante, pero no significan nada. Su compasión no se puede ver. Para él, el amor no tiene sentido. Para él, el dolor es risa. Para él, los grandes clanes de nuestro pueblo son ganado, algo útil de lo que alimentarse. Ha venido a destruirnos, porque destruye todo lo que no es como él. Es el vendaval violento del tiempo, y tenemos que resistir o caer contra él, porque nunca podremos ser una sola tribu con él. Es el Extranjero. El que puede matarle está muy lejos. Se ha comido cuatro colinas, se ha bebido cuatro ríos, y ha dormido durante un año en el valle cercano a la estrella más lejana. Ahora necesita cien mujeres y cuatrocientas cabezas, y luego se marchará de estas tierras, hacia su propio reino. ]

« Bosque Mitago »
Robert Holdstock (goodreads)

No hay comentarios:

Publicar un comentario