Ir al contenido principal

¦ Reseña ¦ Nieve

Nieve de Maxence Fermine es una historia aparentemente insignificante de unas cien páginas publicada por Editorial Anagrama, esa editorial que muchos lectores adoramos y buscamos de vez en cuando porque no suele decepcionar.

En Nieve encontramos una serie de capítulos introducidos por haikus de poetas conocidos, siendo un detalle precioso; esos capítulos nos muestran dos historias que se entrelazan de forma mágica. Por una parte, el autor nos presenta a un joven japonés que decide convertirse en poeta a pesar de los deseos de su padre. Un día, Yuko Akita, nuestro poeta, descubre la blancura de la nieve como el motor de sus poemas y desde ese momento sus palabras adquieren la pureza que no todos pueden ver ya que el blanco es invisible ante la mayoría de ojos. Un famoso poeta de la corte acaba conociendo a Yuko y, tras leer sus poemas, le recomienda que busque a Soseki, un maestro del arte, porque, según él, para poder ser un genio se debe escribir a través de todos los colores existentes. Y de esta forma es como esa segunda historia nos halla. Durante el viaje de Yuko, aparece una figura humana o inhumana; un   que se convierte en el corazón de este libro, siendo el punto de unión entre las almas de Yuko, Soseki y la de los lectores.

Esa figura que mencioné viene de París y se llama Nieve porque su piel es blanca, sus ojos son de hielo y los cabellos de oro. Nieve vuela por encima de las cosas terrestres —es así como su vida se da—. ¿Y qué es lo que era para uno de nuestros personajes? Un poema, una pintura, una caligrafía, una danza y una música. Todo eso a la vez.

Tal como lo dejé escrito, podría dar la impresión de que se trata de una historia azucarada, si me permiten la comparación, pero no lo es así. Es una historia agridulce, con una esencia a tiempo gris y unos aromas a hierba mojada. Pues Nieve no era un espectro feliz —y no imaginen que se trata de un espectro, pues no deseo desvelaros la definición de Nieve—. Como bien aparece escrito en una de las páginas del libro: Un día, sin embargo, el equilibrio de ese balancín se hizo tan frágil que se rompió.

Volviendo a las historias de Yuko y Soseki, ¿de qué forma se entrelazaron? La blancura de los poemas de Yuko devolvió la vida al espectro que Soseki había olvidado, y, en consecuencia, a su propia alma, mientras que Soseki pintó los poemas de Yuko y le enseñó cómo pueden verse distintas tonalidades en la negrura del corazón humano. Eso no es todo, existe algo fundamental en este libro, algo que quizás no sea comprendido por todo lector, algo que dejaré a vuestra imaginación. Una palabra puede atar vidas de una manera impensable.

«Escribir significa avanzar paso a paso, página tras página, por el camino del libro. Lo más difícil no es elevarse del suelo y mantenerse en equilibrio, ayudado por el balancín de la pluma, sobre el hilo del lenguaje. Tampoco significa caminar hacia adelante por una línea continua interrumpida por vértigos tan furtivos como la caída de una coma o el obstáculo de un punto. No, lo más difícil, para el poeta, es permanecer constantemente en ese hilo que es la escritura, vivir cada momento de su vida a la altura del sueño, no bajar nunca, siquiera un instante, de la cuerda de su imaginación. En realidad, lo más difícil es convertirse en un funámbulo de la palabra».

Comentarios

  1. Hola :) Se que no es para mi, pero en cuanto iba leyendo la reseña tenía claro que me viene de perlas para un regalo de una amante de este tipo de novelas. Y ademas con haikus. Gracias :D

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    La verdad es que creo que si veo este libro en la librería no me pararía pero tras leer la reseña me llama mucho la atención, el tema de los haikus me parece muy original. Me lo apunto :)
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Como ya te he dicho por twitter, me recuerda mucho a 'Seda' de Baricco, libro que me encantó. Y desde ese momento ya me lo apunté a la wishlist y no creo que tarde mucho en leerlo.
    Me gusta el tema de que los capítulos estén encabezados por diferentes haikus. Me encanta como hablas de este libro, tus palabras traspasan la pantalla y dan ganas de coger el libro y adorarlo. Me ha picado mucho la curiosidad con el tema de Nieve, estoy bastante intrigada.
    Ya comprobé que lo hay en la biblioteca, así que no tardaré en cogerlo y leerlo. Ya te contaré que me parece. Por cierto, al mirar en la biblioteca he visto otros títulos del autor: 'El apicultor', 'Opio' y 'El violín negro'.
    Un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario