Ir al contenido principal

Resumen lecturas - Pearl S. Buck


Confieso que hasta el momento no había llegado a leer a Pearl S. Buck, ni siquiera me sonaba su nombre. Tampoco imaginaba que mi encuentro con ella sería tan revelador. En cuanto dejé caer mi mirada sobre una primera página, sentí una súbita conexión entre las dos. Me fascina su forma de hacerse existir sobre el papel.

Mi pequeño recorrido comenzó con un libro que me encantó, tratándose de «La madre». No es una novela de grandes dimensiones, pero su contenido no deja indiferente; ata, desenreda y vuelve a amarrar al lector. La madre es una mujer china que vive con su familia en una casa de un pequeño pueblo en la década de 1930. A través de su figura se nos presenta la vida rural de los campesinos chinos y, englobándolo todo, se nos muestra la cultura oriental. Son varias las etapas que dividen a la mujer, a la madre; cada uno de sus fragmentos son repartidos con sentido pleno sobre las páginas del libro, siendo algo que aprecié ya que encajan de una manera que la otorga una realidad de la cual no podría dudar. Todavía creo estar viéndola... Tanto ella como su creadora o la autora de sus días —maravillosa descripción que hallé en otro libro de Pearl S. Buck— me enamoraron. Sin pretenden extenderme mucho más, lo resumiría como el mejor comienzo de una relación duradera.

A continuación, decidí leer «Viento del este, viento del oeste»; título que engloba gran significado y que, en consecuencia, son muchas las teorías dadas sobre su sentido. Es la historia de una joven china que va creciendo y aprendiendo a ser lo que antes no era, a descubrir otras existencias, a dejarse llevar por la luz que ciertas figuras traen en su vida. No sé lo objetiva que podría llegar a ser, pues ya comenté que existe cierto vínculo entre las dos que se da sin que realmente haya una causa o argumento que lo justifique. Es un libro que yo llegué a amar. Lo leí sin detenerme, sin pestañear, viviendo sus propias experiencias, haciéndolas mías. Me engatusó. Por mi parte, sí me pareció que logró combinar dos distintas culturas, la oriental y la occidental, a la perfección. No todos opinan lo mismo, según observé, pues encuentran ciertos matices que yo no percibí como tales. En todo caso, mi opinión es totalmente positiva.

Por último, seguí con una historia corta cuya portada me llamó la atención: «La gran ola». Como podría intuirse, trata sobre un Tsunami que tuvieron que vivir los habitantes de una ladera de una montaña en Japón. Dos amigos comparten sus ideas y pensamientos sobre esa gran ola que una vez afectó a su pueblo; del mismo modo que ellos vivieron con ese designio, yo también me sentí ligada a las páginas, esperando con ansias y temor el desenlace. Conmueve y hace que el dolor resulte más soportable, infundiendo la esperanza sobre todo lo demás. «La vida es más fuerte que la muerte», son las palabras que se repiten en este libro.

Pearl S. Buck se desvanece para dejarse aparecer sobre los folios donde son escritas sus historias; es la sensación que tuve en todo momento y es ésta, tal vez, la causa que produjo esa conexión que comenté al principio de la entrada. Realmente, no debería estar buscando respuestas, la literatura es mucho más sencilla de lo que podríamos creer o imaginar. Se vive como cuando se toma un vaso de agua cuando se tiene sed. 

Comentarios

  1. ¡Hola, Diana! Leí a esta autora para el reto pero no tuvo un resultado feliz. Empecé por "El eterno asombro" y creo que me equivoqué. Necesito volver a leerla, pero ahora tomando las novelas que pudiste leer y te maravillaron porque suenan mucho mejor, incluso en el argumento. Me alegra que hayas podido conectar con Pearl. S. Buck. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! <33
      Síiii, ¡mi caso fue uno positivo! Me maravilló. Espero que, otorgándole una segunda oportunidad, llegues a sentir lo que yo sentí por ella. :3 También es cierto que elegí sus mejores obras, supongo, pues tampoco la conozco demasiado. Es pronto todavía. :)
      ¡Muchas gracias por leerme!
      Abracitos.

      Eliminar
  2. ¡Hola, Diana!

    Me encanta, me encanta. He de confesar que voy un poco retardado en el reto, peeeero sé que me voy a poner al día dentro de muy poco.

    Tengo apuntado "Viento del este. Viento del oeste", y tras leer lo que nos cuentas del libro, NO PUEDO ESPERAR.

    Como siempre, tu blog me cautiva con títulos tan impresionantes e interesantes.

    ¡Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hooooola! *O*
      Ay, ¡qué amable! ¡Me alegran tus palabras!
      Espero que te guste tanto como a mí; que mis impresiones se acerquen a las tuyas y que no sientas decepción alguna. >3<
      ¡Gracias por leerme!
      Abracitos.

      Eliminar

Publicar un comentario