.

.

♦ Existo, pero no soy tan real


Mi blog, cuyo título anterior "Los Reflejos", apareció en mi vida hace cinco años —en junio de 2010—. En esos momentos me di cuenta de que me quería reflejar en algún sitio. Abrí este blog considerando que mis reflejos iban a acompañarme... siempre, y que eso sería suficiente. Pero no fue realmente así. Ese título, y ese sentido que contenía, ya no removió nada dentro de mí. Pasaron los años, y su poder inicial se fue apagando lentamente. Con el tiempo conseguí percibir una frontera entre un "yo pasado" y un "yo presente". Comparándolos, no se parecen tanto como cabría esperar. Así que, en su momento, decidí marcar esa separación en mi blog, imaginando ingenuamente que sería capaz de expresarlo indirectamente.

De esta manera nació un blog llamado: "Con todo mi ser". Este nombre aparentemente extraño pretende centrarse en el núcleo de mi alma, olvidándome así de las apariencias. Ahora bien, ¿por qué este título? Por una parte, me inspiró mi querida Virginia Woolf, y por otra parte, esas palabras consiguen convocar una declaración intima y una despedida al mismo tiempo. "Escribo esta entrada con toda mi alma, con el corazón latiendo en el pecho, pero a pesar del amor que siento por estas palabras, es posible que sean las últimas que leas", o algo así. En cuanto cambié título me sentí mucho mejor, mucho más identificada, y viva. Me devolvió la ilusión, e imaginen lo exagerada que puedo ser.

Dejando de un lado el "misterio" del título, me encantaría poder comentar, de forma resumida, el contenido de mi blog. Creí conveniente crear unas secciones que puedan encerrar grandes bloques: los libros, la escritura, e yo misma. Los libros quedarían metidos en un cajón llamado "El oficio de leer", la creación literaria y todo lo que la envuelve en otro cajón llamado "El oficio de escribir", y todo lo que sea más personal acabaría en un cajón llamado "Rostro invisible". Por otra parte, cabe la posibilidad de que llegue a crear otras secciones como: "Real o irreal", "Evocación...", y todo lo que se me ocurra.

Sinceramente, le dedico mucho tiempo y ganas a mi blog, porque no hay otra cosa en esta vida que me apasione tanto como la literatura. En el caso de que decidas quedarte por aquí, y descubrirme, yo te lo agradecería con todo mi ser.

Diana, menos real.

2 comentarios:

  1. Hace poco que he descubierto tu blog y he tomado la decisión de pasarme un rato y cotillear. Por cierto, bonita estética. ^^

    ResponderEliminar
  2. Hola, Diana! Encontré este blog por tus entradas de Pizarnik y quedé cautivada. Realmente me encantó como hablabas de ella, yo soy una gran fan suya y me conmoviste. Al ver este gran cariño, esta conexión tan profunda con tu blog como aquí describes, me resultó imposible no comentar para felicitarte y obviamente me suscribo.
    saludillos <3

    ResponderEliminar